Grosor de suelo laminado, descubre la importancia de cada uno.

En el fascinante mundo de la decoración de interiores, el suelo laminado se ha convertido en una elección estelar para quienes buscan combinar elegancia, practicidad y asequibilidad en sus espacios habitables. Este material versátil ha conquistado hogares de todo el mundo, ofreciendo una alternativa atractiva a opciones más costosas como la madera maciza o la cerámica. Sin embargo, detrás de su apariencia impecable y su creciente popularidad se encuentra un factor esencial que a menudo pasa desapercibido: el grosor del suelo laminado.

Aunque el suelo laminado comparte similitudes visuales con la madera auténtica, su resistencia y longevidad están intrínsecamente vinculadas a su grosor. En este artículo, exploraremos a fondo la relevancia del grosor en el suelo laminado, desvelando las diferentes opciones disponibles y ayudándote a tomar una decisión informada que no solo embellecerá tus espacios, sino que también perdurará en el tiempo. Prepárate para sumergirte en el mundo del suelo laminado y descubrir cómo el grosor puede marcar la diferencia entre un suelo duradero y uno que no cumple con las expectativas.

Grosor de suelo laminado estándar (7-8 mm)

El grosor estándar de 7-8 mm es una de las opciones más comunes y ampliamente disponibles cuando se trata de suelo laminado. Veamos en detalle sus características, usos recomendados, así como sus ventajas y desventajas.

Uso y Aplicaciones Ideales 

El suelo laminado con un grosor de 7-8 mm es una elección versátil que se adapta bien a diversas aplicaciones en el hogar. Algunas de las áreas donde este grosor suele ser adecuado incluyen:

Dormitorios: El suelo laminado de grosor estándar es una opción popular para dormitorios, ya que ofrece una superficie resistente y cómoda bajo los pies. La variedad de diseños y texturas disponibles permite crear un ambiente acogedor en el dormitorio.

Salas de estar y comedores: Estas áreas de la casa suelen tener un tráfico moderado, y el suelo laminado de 7-8 mm puede resistir bien el desgaste normal. Además, su facilidad de limpieza lo convierte en una opción atractiva para estas zonas.

Espacios de oficina en el hogar: Si tienes una oficina en casa o un espacio de trabajo, el suelo laminado de grosor estándar puede ser una elección inteligente. Proporciona un aspecto profesional y es más económico que algunas alternativas, como la madera maciza.

Ventajas del grosor de suelo laminado estándar 

Asequibilidad: El suelo laminado de este grosor tiende a ser más económico en comparación con las opciones más gruesas, lo que lo convierte en una elección atractiva para aquellos con un presupuesto más ajustado.

Fácil instalación: La instalación de suelo laminado de grosor estándar suele ser más sencilla y rápida, lo que puede reducir los costos de mano de obra si optas por hacerlo tú mismo.

Variedad de diseños: A pesar de su grosor más delgado, este tipo de suelo laminado ofrece una amplia gama de colores y patrones que imitan maderas naturales, piedras y otros materiales, lo que permite una personalización adecuada para diferentes estilos de decoración.

Apariencia estética: El suelo laminado de grosor estándar puede proporcionar un aspecto elegante y atractivo a tus espacios, sin necesidad de comprometer la estética.

Fácil mantenimiento: Este grosor es fácil de limpiar y mantener, lo que lo hace adecuado para áreas de la casa donde la limpieza regular es esencial.

grosor de suelo laminado

Grosor de suelo laminado intermedio (10-12 mm)

El suelo laminado con un grosor intermedio de 10-12 mm representa una opción versátil y equilibrada en el mercado de revestimientos de suelos. En este segmento, exploraremos los beneficios de optar por este grosor, su resiliencia y resistencia al desgaste, así como las consideraciones esenciales durante el proceso de instalación.

Beneficios de elegir un grosor de suelo laminado intermedio

Mayor Durabilidad y Longevidad: Una de las ventajas más notables de seleccionar suelo laminado de 10-12 mm es su capacidad para soportar el paso del tiempo. Este grosor intermedio se traduce en una base más resistente y duradera, lo que significa que tu suelo laminado mantendrá su atractivo estético durante muchos años.

Resistencia al Desgaste Mejorada: El grosor adicional conlleva una capa superior más robusta y resistente al desgaste. Esto es especialmente valioso en áreas de alto tráfico, donde el suelo está expuesto constantemente a la presión y el desgaste diario.

Aislamiento Acústico y Térmico: El grosor medio también contribuye a un mejor aislamiento acústico y térmico en comparación con opciones más delgadas. Esto puede mejorar la comodidad de tu hogar al reducir el ruido transmitido entre pisos y proporcionar una sensación más cálida en climas fríos.

Amplia Variedad de Diseños: A pesar de su grosor, los suelos laminados de 10-12 mm ofrecen una amplia gama de diseños, patrones y acabados que imitan maderas naturales, piedras y otros materiales. Esto permite una mayor flexibilidad en la decoración de interiores.

Resiliencia y Resistencia al Desgaste

El grosor medio del suelo laminado brinda una serie de ventajas relacionadas con la resistencia y la resiliencia:

Resistencia a Impactos: El grosor adicional mejora la capacidad del suelo para absorber impactos, lo que reduce el riesgo de abolladuras y rasguños en su superficie.

Durabilidad en Áreas de Alto Tráfico: Este grosor es particularmente adecuado para áreas con un uso intenso, como pasillos, salas de estar y áreas de juegos, donde la resistencia al desgaste es esencial.

Resistencia a la Humedad: Aunque no es impermeable, el suelo laminado de grosor medio es más resistente a la humedad que las opciones más delgadas. Sin embargo, se deben seguir prácticas adecuadas de mantenimiento y sellado para evitar daños por agua.

Consideraciones de Instalación 

La instalación de suelo laminado de 10-12 mm requiere algunas consideraciones específicas:

Preparación del Subsuelo: Asegúrate de que el subsuelo esté nivelado y limpio antes de la instalación. Cualquier irregularidad puede afectar negativamente la calidad del suelo final.

Aislamiento Acústico: Si el aislamiento acústico es una prioridad, considera la adición de una almohadilla de calidad entre el suelo laminado y el subsuelo para reducir la transmisión de sonido.

Herramientas y Técnicas: Dado que el suelo laminado de grosor medio es más pesado y robusto, es importante utilizar las herramientas y técnicas adecuadas durante la instalación para garantizar un resultado exitoso y duradero.

Grosor de suelo laminado superior (14-15+ mm)

El suelo laminado con un grosor superior de 14-15+ mm representa la elección más robusta y duradera en el mercado de revestimientos de suelos laminados. En este segmento, exploraremos su uso en áreas de alto tráfico, su resistencia al impacto y al ruido, así como la inversión a largo plazo que implica esta opción.

Uso del grosor de suelo laminado superior en áreas de alto tráfico

El suelo laminado de grosor superior es especialmente adecuado para áreas de alto tráfico, donde se necesita una superficie extremadamente resistente y duradera. Estas áreas incluyen:

Comercios: Tiendas minoristas, restaurantes y otros espacios comerciales a menudo experimentan un tráfico intenso. El suelo laminado de grosor superior es una elección excelente debido a su capacidad para resistir el desgaste causado por numerosos clientes y empleados.

Oficinas: En entornos de oficina, donde las sillas con ruedas y el constante movimiento de empleados pueden dañar el suelo con el tiempo, el grosor superior ofrece una solución resistente.

Escuelas y Centros Educativos: Las instituciones educativas experimentan un tráfico constante de estudiantes y personal. Un suelo laminado grueso es una inversión inteligente para mantener los pisos en buenas condiciones durante años.

Resistencia al Impacto y al Ruido

La resistencia al impacto y al ruido son dos beneficios significativos del suelo laminado de grosor superior:

Resistencia al Impacto: El grosor adicional significa que el suelo puede soportar mejor los impactos, incluyendo el peso de muebles pesados, caídas de objetos y otros golpes que puedan ocurrir en áreas de alto tráfico.

Aislamiento Acústico Mejorado: El grosor superior contribuye a un excelente aislamiento acústico. Esto es especialmente importante en edificios comerciales donde se busca reducir el ruido para crear un ambiente de trabajo o compras más cómodo.

El grosor de suelo laminado superior es una inversión a Largo Plazo

El suelo laminado de grosor superior se considera una inversión a largo plazo por varias razones:

Durabilidad a Largo Plazo: Este tipo de suelo laminado está diseñado para durar décadas con un mantenimiento adecuado. La inversión inicial se amortiza con el tiempo, ya que no necesitas reemplazar el suelo con tanta frecuencia.

Menos Mantenimiento: Debido a su resistencia al desgaste y daño, el suelo laminado de grosor superior requiere menos mantenimiento y reparaciones a lo largo de su vida útil.

Valor de Reventa: Si decides vender tu propiedad en el futuro, un suelo laminado de alta calidad y grosor superior puede aumentar su valor y atractivo para los compradores potenciales.

El grosor del suelo laminado es un factor esencial a considerar al elegir el revestimiento adecuado para tus espacios. Cada grosor, ya sea estándar, intermedio o superior, ofrece un conjunto único de ventajas y aplicaciones ideales.

Scroll al inicio

¿Seguro que no quieres convertir tu vivienda en un hogar feliz?

Si solicitas el presupuesto ahora te haremos un 10% de descuento en tu pedido